15,000 tweets: Gracias a todos!!!

Ya llegué a los 15mil.
Cool.

Fijense que todo el 2012 se me ha ido en cambios: Entre viajes alrededor del mundo (Ojalá fuera broma), cambios de empleo, crecimiento personal y profesional (Bendita gerencia), cambio de ojos, concierto MUY deseado de Nickelback (gracias, esposa hermosa), cambio de jefe (Mis muy profundos respetos y agradecimientos a Manuel, aunque no lea esto jamás), un muy sentido pseudo distanciamiento con mi hermano (no lo digo en mal plan; al contrario, me da gusto que ya esté estable, el desgraciado), salida TOTAL y ABSOLUTA de mi zona de confort, jarras memorables (la mejor sigue siendo la de mi cumple), nuevos descubrimientos (series, bebidas, comidas, lugares…), etc., etc., etc.

Y hoy, hay MAS cambios.
Si bien desde YA me anuncian cambios MAYORES para el 2013, no puedo evitar sentirme 10% preocupado y 90% emocionado.

Finalmente, tenemos que aceptar que la vida es un gran circulo (Frase tomada del “Rey León”) y que si bien a veces estamos arriba y a veces abajo, es este mismo ímpetu el que nos mantiene en constante movimiento.
Frecuentemente, nos sentimos amenazados ante el cambio. Nerviosos, ansiosos, inseguros.
Pero vaya, es la naturaleza misma de la vida que nos lleva de aqui, para allá y nosotros tenemos ese sagrado deber de dejarnos llevar por la corriente, sabiamente tratando de luchar contra ella cuando el momento es justo, pero también dejándonos llevar cuando la marea es la adecuada.

Tengo algo de miedo ante tanto cambio. Es natural. Está en la naturaleza del hombre el temerle a lo desconocido.
Pero vaya… si nada cambia… donde está el chiste? Donde está la adrenalina? Donde está el “rush” mismo de saberte vivo???
Arriesga todo. Siempre. Puedes perderlo todo. Pero puedes GANAR el mundo!!!

 

 

Abrí mi cuenta de Twitter por ahí del 2009. Cambié de cuentas como 2 veces. O más, ya no recuerdo.

Pero en estos días, he visto también como las personas se molestan ante todo. Las veo como apáticas. Aqui, varios ejemplos:
1. Anuncio en venta mi Xbox 360 y uuuuyyyyy… un chingo de gente ENOJADA porque “uso Twitter para mi beneficio personal”. Sip, gente de mi misma colonia Nápoles! O sea… ese es el ejemplo claro de que los napolitanos se suben a su ladrillo y ya “son lo máximo”.
2. Si “critico” a Cinemex, lo mismo: Uy, ya soy lo peor, merezco irme al infierno, para que demonios voy a esa cadena??? y demás…
3. Invito a personas para festejar algo y zas, nadie llega.

De aqui, rescato también lo positivo:
1. Gracias al Wallace y al Frank por, a pesar de ser famosos, no creerse lo máximo.
2. Gracias a Don Damian por ser (este señor si, para que vean) influyente y aún así, permanecer sencillo y buena onda.
3. Gracias a la HipsterHeidi porque la neta… es la neta.
4. Gracias a 2-3 personas más que se me escapan, pero ellos saben quienes son.

Han sido 15mil tweets llenos de desmadre, tristeza, nostalgia, esperanza, alegría y mucho, pero mucho sarcasmo.

No me voy de Twitter. Si le he bajado. Pero es porque ahora si, el ser jefe, debe aportar algo a ese cambio del cual soy responsable.

Neta, les agradezco mucho el que me hayan aguantado por tanto tiempo.
Espero seguirlos viendo por acá por 15mil tweets más.

El cambio es frecuente. Yo ya no soy el mismo y sip, desde hoy, mi Twitter ya no será el mismo tampoco: Desde hoy, doy unfollow a quién no aporte nada a mi TL. Hay mucha basura ahí.
Y si, si lo notaron, ya tengo cuenta alterna. A ver si saben quién soy. En esa, si volcaré TODA mi personalidad desmadrosa y chicharachera.

Señores negativos: Si el mundo cambia, si el día cambia, si imperios caen, si la nieve se derrite, si las estaciones cambian… porque no cambian ustedes???

 

Gracias.
Nos vemos en el tweet 15,001.

SALUD!!!