El decálogo del tránsito

A poco no se ve bello?

Oigan, pues ando promocionando mi “Decálogo del tránsito” en el que, con 10 simples reglas, podemos iniciar una nueva era (ayayayayayayayay) de convivencia vehicular. Voy:

1. El peatón, te guste o no, es primero.

Esto, por una sentidísima lógica: Si le pegas al peatón con tu auto, se muere el peatón y NO AL REVES. Es decir, a menos que sea un gordo de 300Kg, NO TE VAS A MORIR SI LE PEGAS A UN PEATON. No seas animal. TU DEBES PROTEGER AL PEATON; el peatón jamás va a cuidar tu auto. Así no es el show, amiguito. Hallale.

2. JAMAS te detengas en luz roja; PARATE DESDE LA AMARILLA!!!

Esto si, al contrario del punto anterior, es por tu seguridad. Los semáforos no son opcionales. Están ahí por algo. La idea es que, en un cruce, ambos sentidos se protejan. Así, si tu te pasas el alto, expones, al menos 2 vidas. Párate desde la preventiva. Si el de atrás te toca el claxon cómo retrasado (De hecho, todos los que tocan el claxon son retrasados), es SU problema.

3. NO USES EL CLAXON

En Suecia está prohibido el uso de la bocina o claxon. Esto, contrario a la creencia mexinaca, NO genera más tráfico, al contrario, lo agiliza. El claxon se usaría, idealmente para prevenir a otra persona de un peligro o una maniobra algo riesgosa de tu parte. Naquitos: El claxon NO SIGNIFICA ni “Avanza”, “Muévete”, “Con permiso”, “Que me ves?” , “Adiós, reina” y mucho MUCHO menos una mentada de madre. No lo diseñaron para eso.

Lo que genera más stress en un congestionamiento, es el ruido de los claxons. Evitalo y llegarás de buenas. O al menos, no tan de malas.

4. “Corro, vuelo, me acelero…”

Entras a las 9am al trabajo. Sales de tu depa a las 8:40am. Vas de Miramontes a la Condesa. POR FAVOR!!! Es obvio que ya no llegaste a tiempo. Para que corres??? Un estudio (confirmado por mi) dice así:

Por más que le pises al acelerador y te toquen TODOS los semáforos en verde, no ganarás más de 7 minutos. 

Es decir, si ibas a llegar a la oficina a las 9:20am, por MAS que le pises, no llegarás antes de las 9:13am. De todos modos, tarde. Pero si corres, aumentas tu probabilidad de un accidente en un 87%. WOW!!!

No seas bestia, usa la lógica: Debiste de levantarte antes. Compra un despertador de alerta sísmica.

5. Las direccionales no son foquitos navideños, wey.

Porque hay personas que, se los juro, las usan cada año. LAS DIRECCIONALES SE USAN SIEMPRE. SIEMPRE. Aunque sea para cambiar de carril. Aunque sean las 3am y ves que la calle está vacía. Aunque haya un Apocalipsis zombie. SIEMPRE se usan las direccionales. Nunca sabes si viene un coche atrás mega volado atrás de ti y no sabe que vas a hacer. Nunca sabes si hay un peatón saliendo de un edificio y necesita cruzar la calle corriendo: Si te ve de lejos, ya sabe que vas a dar vuelta y puede correr. El 35% de los accidentes viales en México se pueden evitar con un movimiento de mano que encienda las direccionales. No seas haragán.

6. La sirena de un vehículo significa una sola cosa: Quitate.

Esto te lo pongo así: Tu tierno abuelito que te cargaba de niño y te daba dulces a escondidas de tus papás, acaba de tener un infarto. Tu, lo adoras. Lo suben a la ambulancia. Va sobre Insurgentes, le toca un alto y los babosos de adelante NO SE MUEVEN! Que les harías? Andale, pues eso mismo, te han de estar diciendo a ti.

Porque no te mueves cuando viene una ambulancia, patrulla o carro de bomberos? Carajo, no digas “Nah, seguro van por las tortas!”. No lo sabes!!! QUITATE!!!

De acuerdo al Reglamento de Tránsito, si viene un vehículo de emergencia, tienes permiso de pasarte el alto, obstruir el paso peatonal (sin poner en riesgo a nadie, claro) y/o subirte ligeramente (LIGERAMENTE, WEY) a la banqueta o camellón. HAZLO. Nadie te va a regañar. Al contrario, alguien, te lo juro, te lo agradecerá.

7. RESPETO

No todos tenemos tu sentido arácnido ni llevamos manejando desde los 3 años (una Avalancha), ni tenemos la habilidad de ver el futuro. Todo tipo de personas manejan: Ancianos, mujeres nerviosas, hombres presionados (vendedores, cobradores, aseguradores…), niños prepotentes hijos de diputados, narcos…

En el momento en el que le faltas el respeto a alguien más, en AUTOMATICO te mereces lo que la otra persona haga a continuación. Si se la mientas y es un narco, wey, para que andas de valiente??? Si te le cierras a una mujer que se ROBO el carro del ex por despecho y le vale bolillo, bien te lo puede echar encima. Si le enseñas el dedo medio al conductor de atrás y es policía… pues adiós, no?

Da permiso, deja pasar, ten paciencia. VER REGLA 4.

8. La banqueta NO es tu lugar privado de estacionamiento.

JAMAS JAMAS JAMAS te estaciones en la banqueta.

(“Si, Borbon, ya me dijistesssss del peatón)

No, baboso. Te lo digo por TU carro. Un peatón te lo puede rayar intencionalmente por mala onda. O puede haber un incendio frente a donde te estacionaste. Sabias que en caso de siniestro, los bomberos/policía/paramédicos tienen TODA la libertad de darle en la madre a tu coche estacionado en la baqueta y NO LOS PUEDES DEMANDAR??? Ni a ellos, ni al Gobierno, ni a nadie. No me crees? Inténtalo.

A eso, además, échale que los peatones, en efecto, NO PODEMOS caminar.

Lo mismo va para estacionarse en doble/triple fila (Ni “por un momentito, joven”), estorbar el paso peatonal, bloquear la esquina para cruzar la calle y demás variantes.

9. LUCES, CAMARA, ACCION!

PRENDE tus luces. Es por tu seguridad. Si viviéramos en Alemania donde no hay baches, niños jugando en la calle, bicicleteros, perritos callejeros, peatones ebrios o tontos y demás, pues va.

Pero vives en México. Aqui hay de todo.

Usa tus luces. Los mexicanos no tienen radar incluido. Necesitamos verte.

Si sólo sirve UNA de tus luces, arregla la otra. Te gastas $13mil en una jarra en la “Cantina de los Remedios” y no puedes comprar un foco?!

10. RESPIRA PROFUNDO

No todos han leido este decálogo. No todos son cultos como tú. No todos son egresados de Yale… o Sergio Valente… o cualquier otra marca de jeans… Digo, de La Salle, de la Ibero y demás…

No.

En este (precioso y frágil) mundo, hay de todo: Algunas personas REALMENTE tienen emergencias y necesitan manejar como locos. Algunas otras, vienen MUY de malas. Algunas, están ciegas (Ojalá fuera chiste).

Hay de todo. Pero el 50% de un accidente, está en tus manos. Literalmente.

No hagas que ese 50% suba. Si sigues este sencillo decálogo, te lo juro, algún día todos avanzaremos.

Que bonita analogía, a poco no???

 

Advertisements