Ernesto, los Mayas y el ser promedio. No lean esto. Serio. Podría cambiar su vida.

Gracias a mi nuevo amigo Ernesto, he retomado esto y de nuevo, me pongo a filosofar acerca de nosotros mismos.

En un principio, el individuo acevera: “Te faltan varios tornillos”.
Esto, como vieron ayer, me pareció un excelente cumplido.
Verán, desde la primaria me decían que era raro. Que niño adora las matemáticas, la biología y al contrario del promedio, exige más tarea?
Y no se limita al ámbito escolar. En mi vida, ha habido excesos, pero no de vicios, sino de actividades. La carrera que estudié sólo da para 2 cosas. Yo he sido… como 6. Dicho en otras palabras, he pasado por 6 áreas distintas de la industria. Cosa que *muy* pocos (En serio, los cuento con una mano) han logrado.
En lo personal, de nuevo, la diversidad: Leo lo mismo a Nietzsche que a Michael Connelly. Me gusta Pearl Jam y me encanta Chucho Valdes. Extraño el cine que representaba un reto a los estándares, pero me mantengo actualizado en tecnología. Soy filósofo por naturaleza, budista por elección y muy europeo por genética (Diría “La Roña”: Bendito ADN Mitocondrial).

Y ese es mi punto: A que persona le gusta que le digan “Eres promedio”?
Bueno, para Ernesto ha de ser el epítome de su día.
Nota de pie de página: Uso la palabra “promedio”, puesto que “normal”, hasta el día de hoy, es una palabra que pocos me han sabido definir, pero usémosla para que aquél me entienda.

A que persona le gusta que le digan “Eres normal”?

Ahora, voy con otro tópico y regreso a éste.

Venimos, como dije, de una raza sagrada. Los Mayas no sólo son pioneros en astronomía, sino en sociedad, en cultura, en tecnología, en CIVILIZACIÓN!!!
Donde quedó eso? En que momento, optamos por crear una subcultura llena de fallas, de grietas… perdón, de ABISMOS morales, de intolerancia, de (el juego de Twitter) “Enseñame el tuyo y verás que yo tengo algo mejor”?

Abundo más: Ernesto tomó el camino subcultural. O más bien, pseudocultural: “Yo estoy bien, tu estás mal”.
Excelente táctica si eres Sheldon Cooper. Fuera de ahí, no imagino un escenario feasible en el que esa afirmación funcione.
Si por otra parte, hubiera PREGUNTADO “Que propones?”, otro gallo nos hubiera cantado.

Estoy, sin querer, regresando al caso Cineopsis.
“Meh, José, eres un tonto, eres un inconforme, eres un blah, blah, blah. Vete”
Porque la gente FLOJA hace eso? No son mis palabras, eh?
Ernesto dijo “Ya me diste mucha flojera. Te bloqueo”
Donde quedaron esos genes hambrientos de debatir, de conocer, de retar conocimientos, de ejercitar el cerebro con chapuzas intelectuales si gustan, pero de cualquier forma es válida, de querer despertar a la acetilcolina y a esos viejos axones???
Igual Cineopsis. “Nah, vete”.

Triste sería el día cuando me hubiera titulado, me hubiera zambullido en un libro más de genética, sin descubrir la aplicación de la misma. Sin ver que hay un mundo allá afuera lleno de lugares por conocer, personas a la cuales admirar y datos que asimilar.
Casi lo estoy viendo. Ernesto es la media. Igual estudió Contaduría o “Merca” o algo así. Está en una oficina. Sale y va al gym. Es soltero. Sale con amigos. Hablan de futbol. Hablan de mujeres (Ustedes ya saben que opino de las personas con esos temas de conversación). Va al cine. Va al bar. Dice que es “católico, pero no va a la iglesia”. “No cree en el matrimonio”. “Come sano”, aunque se le puede ver comiendo pizza cada mes, del mismo lugar. Fuma. Dice n-mil groserías.
Que más hay?
Donde está el reto?
Donde está ese INCREIBLE potencial que tiene?
Donde está su poder de debatir, de cuestionar? Que hay de atractivo? Una maestría? Un BMW del año? Un viaje a Europa? Si fuera “mochilazo”, estaría MUY interesante. Pero no fue así. Fue con maletas, mapas, guías y hotel de 5 estrellas.

People: Think outside the box.

DaVinci, Mozart, Tolstoi, Shakespeare, Miguel Angel, Edison…
Todos ellos, no fueron promedio. No tuvieron maestría, ni auto futurista, ni viajaron alrededor del mundo, ni dijeron “Que flojera”.
Saben que hicieron de EXTRAORDINARIO?
Se sentaron enfrente de algo o de alguien y dijeron “Habla”.

La gente que no tiene nada que decir, habla. La sabia, escucha.

Si HOY nos vieran los Mayas, que creen que sería lo PRIMERO que nos dirían?
Siento yo que sería: “Si, has crecido, has creado, has destruido como jamás pensamos que lo fueras a hacer. Pero… has conocido? Crear no es conocer”
Tu tienes tu iPad y que ves? Seguro estas explotando la creación de alguien más. Ni siquiera creas algo. No hay nada. Es un hueco enorme.
Las redes sociales ya son fosas donde arrojamos lo peor de nosotros o nuestros sueños, frustraciones, odios, y el cadaver de todo lo que nos enseñaron algún día.

No tengo palabras para agradecerle a Ernesto sus palabras: “Te hace falta varios tornillos”.
Eso, me sacudió en lo más profundo.
Me hizo darme cuenta, una vez más que no soy común. No soy como todos. No soy promedio.

Literal: Soy extraordinario.
Pienso, conozco, cuestiono. Mi jefe me pide una idea y no brota un texto, una cita, un cambio. Pienso en reestructuración, en romper cánones, en tirar los paradigmas. Pienso en ISO, pienso en 6-sigma.
Lo que es más, no pienso, rompo la mera idea del pensamiento y construyo algo completamente nuevo.
Soy extraordinario porque no soy promedio, porque no soy conformista, porque conozco, porque debato, cuestiono… porque no quiero negar mi herencia y no soy flojo.

Bendito sea que se me cayeron esos tornillos y ojalá se me sigan cayendo más al paso de los años.

El día que yo sea “promedio”, todo lo que soy, habrá muerto.

 

 

 
A quién en su sano juicio le gustaría ser promedio???
Gracias, Ernesto. Desde el fondo de mi corazón, gracias. Éxito y suerte.

Advertisements