La ignorancia es dicha: Perspectiva de Calidad

Anda la osa descalza.

Estaba a las 6am checando iTunes U, no?
Y hay cursos MUY MUY MUUUUY buenos. Hay de Calidad, de Ciencia, de Ingeniería, de Arquitectura…
Vaya, nada más les faltó de la UNAM y… momento! Si hay de la UNAM!!!

Pero no es el punto.

El punto es que estaba tomando un curso de Calidad y dije: No… pues la ignorancia es dicha.

A que voy?
Uno “escoge” la carrera que quiere estudiar a los 18 años.
Esto, que significa?
Que a los 18 años debes hacer la MAYOR proyección de tu vida (Casi-casi ver 40 años hacía el futuro) y ver a que te quieres dedicar el resto de tu vida.
Es un compromiso DEMASIADO grande!
*Apenas* a mis 35 años estoy viendo que lo que estudié no es PARA nada como debería de ser.
Hubiera estado mejor en Mercadotecnia, Administración o Relaciones Internacionales.
Lo que estudié, no es PARA nada a lo que yo me quería dedicar toda mi vida.
Vaya, no es ni a lo que me dedico HOY!!!

Porque nos hacen escoger el resto de nuestras vidas a los 18 años?
Creo que a los 18 años no controlas ni tu vejiga. Como DEBES tener la perspectiva, el balance, la VISION de determinar los próximos 40 ó 50 años???

De vez en cuando, paso al Starbucks y veo al barista.
El barista no tiene ni idea de la Calidad.
El o ella, recibe la “cantada” (la orden) y la ejecuta. Recibió un entrenamiento (espero) de unos 3 días y listo: a hacer café.
No sabe lo que hay detrás de su café, no sabe lo que es Mejora Contínua, no sabe lo que es una desviación estándar, satisfacción del cliente, superación de expectativas. Nada.
Lo contrataron porque es buena onda, nice, y tiene menos de 85 años.
El barista no se preocupa por su futuro, no hay hijos, ni planes de casarse, ni cuestionamientos de donde vivirá, ni que hará el resto de su vida.
Algunos estudian, otros no.
Muchos viven todavía con sus papás y si llevan carrera, la acabarán y seguirán ahí.
No se me queden viendo así.
Yo trabajé en Cinemex. Ahí en Cinemex conocí a un wey, mega-flaco y horrendo (no, no era un espejo) que, un día, me lo volví a encontrar en el aeropuerto. Yo, iba a hacer un viaje. Él, atendía ahora en el Starbucks.

Teníamos, aproximadamente, la misma edad.
Sólo que yo había ido a la Universidad, y él no.

Que él se veía más feliz que yo?
Para nada.
Pero se veía a gusto.
Yo, “desvelado” porque estaba en el aeropuerto a las 6am o algo así. O sea, yo no estaba a gusto.

En este post, si reconozco que estoy dando mucho prólogo y poca sustancia.
Voy:

Si uno se dedica a lo que le gusta, no es trabajo.
Pero esto no lo puedes saber sino hasta que has probado algunas otras cosas.
Yo, en la industria (a la que me dedico) he pasado por… 5 o 6 áreas distintas. Desde Compras hasta Validación.
En la que estoy HOY, no estoy a gusto. Por ende, en el trabajo cumplo, EXCEDO expectativas (3 reconocimientos por parte de la empresa, lo avalan), pero no me enfoco a la mejora contínua.
El proceso lo domino, lo ejecuto, pero no me preocupo por mejorarlo.

Estoy, a falta de un mejor ejemplo, como el barista de Starbucks.
Conozco mi trabajo, sé que la leche se vaporea hasta que alcance la temperatura, saco la carga, la sirvo DE INMEDIATO, vacío la leche y al final, poca o mucha espuma (dependiendo si es latte o cappuccino), anunció la bebida, y listo.
Pero…que pasa en cuestiones de Calidad?
Ni idea.
No se si el cliente quedó satisfecho o le hizo falta algo más. No se si a su café le hizo falta una carga o fue mucha espuma o si quiere un poco de caramelo o chocolate adicional. No se. No me importa. Meh.
Y con TODO eso, estoy a gusto. O sea, porque cumplo mis 6 horas de trabajo y adiós, Nicanor. Me voy a ver a mi novia, la invito al cine, la llevo a su casa, me regreso a casa de mis papás, mi mamá me hace un licuado y a dormir.

Se oye bonito?
Pues nada más se oye.
El barista no puede, como yo, ir a fiestas, al gym, a comprar libros, de viaje… pos porque no le alcanza.
Porque no le alcanza?
Porque prefiere no estudiar, no superarse, no interesarse por la calidad, nada.
Pero en su esfera de vidrio, es “feliz”. Es “feliz” porque no ve nada más allá.

Mi punto:
Acaso existe el equilibrio? Entre la “felicidad” del barista y la mejora contínua aplicada a un trabajo que te guste, te motive y te interese?
Debería, no?
Pero… es acaso algo que podemos lograr a los 18 años, cuando estamos formados llenando el formato que nos hará escoger una carrera y por ende, definir nuestro futuro?

Quien de nosotros es feliz en su trabajo? A ver, que levante la mano.
Uy, veo varias manos. Eso es bueno.

Tu trabajo te llena? Te motiva? Te despiertas los lunes QUERIENDO ir al trabajo?
Veo que algunos bajaron la mano.

Ahora: Aplicas la mejora continua en tu trabajo?
Es decir, ADORAS tanto tu trabajo que cada vez te clavas MAS en él y a cada rato te encuentras buscando nuevas ideas para aplicarlas y mejorar tus procesos?
Mhmmm. Lo imaginé. Más personas bajaron la mano.

Ven a que voy?
Entonces, los que bajaron la mano, quisieran un mejor trabajo, cierto?

Y con eso concluyo:
Si no estás a gusto con tu trabajo, como puedes mejorar (tanto como persona, y como empleado)?
Como puedes dejar de ser “ignorante” de lo que haces, adueñarte de tu proceso y mejorarlo?
Que no eres similar a un barista de Starbucks? Atrapado en una zona de confort? Cumpliendo tus horas y punto?
Si, todos necesitamos comer y pagar cuentas.
Pero que el trabajo no te consuma.
Cada día tiene 24 horas útiles.
En el trabajo pasas sólo 8.
Que pasa con las 16 restantes? Puedes dormir 6.
Esas 10 horas que, como ves, es la MAYOR parte de tu día, a que las dedicas?

La ignorancia no es dicha. Es una perpetua zona de confort que por miedo, pereza o desmotivación se extiende y peor aún, se contagia.

La ignorancia es la enemiga de la calidad.

Por eso, callense y dejen ver iTunes U a gusto.

 

PD. Se que se oye MUY mamila. Lo se. LO SE. LO SEEEEE y me vale.
Quiero agradecer esté donde esté a Steve Jobs por esta INCREIBLE app.
Es maravillosa y si la hubiera tenido a los 18 años (o antes) sabría EXACTAMENTE a que me quisiera dedicar el resto de mi vida.
Si tienen hijos, no es opcional. La app es OBLIGATORIA.
Gracias, Steve y gracias, Apple.

Advertisements