Que triste fue decirnos adiós, internet.

Y si, señores.
Dado que ya cerraron Filesonic, Fileserve y sus páginas mirror (UploadStation y FileJungle) más Uploaded.to, creo que ha llegado la triste hora de decirle adiós a las descargas directas vía web.
A pesar de que muchos blogs y sitios están con ánimo positivo, diciendo que *siempre* habrá una manera de compartir material, yo no lo creo así.
Hace como… no se… como 6 años dije que el futuro de compartir material era el torrent. Sin embargo, hoy me enfrento a un nuevo dilema:
Quien genera los torrents sino un usuario? Ahora, el torrent está extremada y ridiculamente limitado a disponibilidad.
Me explico:
El torrent es un archivo muy muy chiquito (mucho menos de 1Mb) que le da a nuestra compu, una dirección y nombre de archivo para descargar (imaginemos un concierto de 700Mb) para que se conecte mediante un programa especial. El programa abre el archivo, va a la dirección, se conecta con esa otra compu y empieza a bajar el archivo del concierto que mencionamos.
A esto se le llama P2P o “Peer-to-peer” (Similar a similar o Pareja a pareja o Niño a niña).
Cada persona que tenga una copia COMPLETA del concierto (Los 700Mb completos) se le llama SEED.
A cada persona que lo tenga INCOMPLETO, se le llama LEECH.
Mas o menos. O sea, el término no está bien aplicado, pero si le pongo exactamente que es un SEED y que es un LEECH, temo perderlos.

Bueno, pues en la red, la cantidad de SEEDs, es my limitado.
Además, si esa persona ESE dia no quiere prender su compu, no hay SEED.

El P2P es muy limitado.
Y por ello, es una última opción de descarga a mi parecer.

Pero si, pues es el futuro.

Dado que, para mi muy particular punto de vista y forma de vida (llevo descargando archivos desde 1998), el torrent no me late, esta es una despedida semi-oficial.

Contemplo con gran horror y depresión el final de internet. Cero material gratis. Compartir es un “delito”. Ver películas de otro país que no sea EUA es virtualmente imposible.
Escuchar música independiente, tarea imposible. Adiós a los DJs amateur.

Vieron la noticia de que desde la caida de Megaupload, la gente va MAS al cine?
Tache. Eso, en efecto, es lo que esperaba EUA: Justificar su acto. Ahora, la gente, borregamente le dio la razón.
Ahora EUA si puede decir: Ven? La piratería SI frena la economia legítima del cine.
Lo que no saben es que en Megavideo/Megaupload se veía no sólo pornografía (Si, digo, tampoco nos hagamos), sino también películas asiáticas (Takashi Miike, perdoname, ya no te puedo seguir el paso), documentales que jamás veremos en México, cortometrajes, episodios de series que NADIE transmite en México y videos en general (Donde carajos consigo una copia del video de Ronski Speed + JES para mi iPod si iTunes no lo tiene???)

Sip, en efecto, para MUCHOS esto es el principio del fin. No estoy bromeando. Los Mayas tenían razón: Se cerró un ciclo.
Ahora, muchos de nosotros nos veremos atrapados al cambiar nuestro modus vivendi. Sin fines de lucro, claro, pero nuestro entretenimiento se limitó a iTunes y Netflix. Si quiero ver algo más, lo tendré que pedir a Ebay, rogando que se apure.

Fue un muy MUY fuerte golpe. No quiero ni pensar en los pobres pornógrafos que bajaban diario material. O los adictos a la música (Santo Dios, me incluyo ahí) que bajaban CDs. Vaya, hasta las famosas “Aldeas Digitales” de Telmex se verán vacías este año.

Nuestra vida ha cambiado.

Ya sólo me queda seguir intentando descargar material. Pero en si, espero que mi despedida oficial sea cuando depositfiles y letitbit digan “adiós” que temo sea en Marzo o Mayo a más tardar.

A partir de entonces, pues…

Habremos de adaptarnos al cambio y esperar lo mejor, temiendo lo peor.

*No es ilegal si no se lucra con ello. Yo jamás lucré con una descarga*