Carta *sin censura y COMPLETA* de Kate del Castillo al pueblo mexicano

“Soy una mujer arrugada. Veanme. Antes de que publicara esta carta, seguramente ni sabías quien era, verdad?
Tuviste que buscar en Google y Wikipedia para saber quien era.
Mi carrera se fue al caño desde hace mucho. Si, estuve en una “pseudo-serie”, pero no fue lo suficientemente rentable para que me ofrecieran un trabajo en Hollywood con Eugenio Derbez.
Tuve que acostarme con otra mujer enfrente de las cámaras para que volviera a salir en los periódicos y mi autoestima se levantara.

Matrimonios? Relaciones? No se. Perdí la cuenta hace mucho. No creo en la monogamía, porque si ni siquiera se que voy a comer mañana y quieres que me quede con UN solo hombre para toda mi vida???
De hecho, ya ni de los hombres estoy segura.

No tengo club de fans como Anahí o Thalia. Me quise quitar el apellido y que me dijeran solo “Kate”, pero ni el carnicero me pelaba.

-“Señito, cuanto va a llevar hoy?”
-“No me digas ‘señito’, pobre chusma ignorante. No soy ‘Del Castillo’, no soy mujer. Soy solamente… Kate”
-“Bueno, va a llevar algo o no?”

Cirugías? No, solo del alma.
(Demonios, esta coca si está fuerte. ‘ches colombianos si saben hacer las cosas)

No creo en el matrimonio, ni en la iglesia.
Creo en Fenomenoide, en Pinky y Cerebro. Creo que Sara García sigue viva y nos acosa a todos los que tomamos chocolate Abuelita.

(Aguanten. Aguanten. Otra línea y ya.
Snorrrrrrrrf)

Soy una lagartija que se asolea en Punta del Este. Mi piel está hecha de arcoiris, de seda, de suspiros de Gansitos Marinela, de sopa Ramen, de un espíritu más fuerte que el del Presidente Calderón.

Mis anhelos, son tus pies. Una baba de cotorra que lentamente se deshace en pachuli y entra en tu aparato digestivo causando estragos, diarrea y existencialismo.

Soy la nieta de Marx. Soy Dios mismo. Pueden arrodillarse ante mi y ponerme mis pantuflas de conejito.

(Everything’s changed)
(Ah, no mammmmmmm… no la rebajaron estos cabrones. Si me la dieron directa. Uta… si… si, wey, como no… Ah, pos otra y ya…
Snorrrrrrrrf)

Cuando Dali vino a echarse un mezcal, le dije: “Chale” y me respondió “Simooooon”.
Soy la malvada bruja del Oeste. La Reina del Sur. La central del Sur. Soy Taxqueña misma. Soy un ADO GL con asientos reclinables y aeromoza. Vuela, ADO. Vuela.

Creo en Bambi. Creo en la Navidad. Odio mi cuerpo. Odio a Los Tres Ases, me robaron todas mis ideas. Odio a Pedro Infante porque no fue inmortal como prometió.

Creo en Colosio, en el cambio, en los pañales super absorbentes, en que soy más oscura que la noche.

(Chale, me sangró la nariz. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA)

SEÑOR CHAPO GUZMAN:
Es usted muy sexy y poderoso. Le rindo tributo. Le ofrezco a Espinoza Paz en sacrificio, oh, gran señor. Tuyos son el poder y la última Coca-Cola del refri.

Don Chapo: Porque le dicen Chapo? Sus mujeres se llaman Chapas? Yo quiero ser una chapa suya. Jajajajaja. Chapa, que pend*ja.

Chapito: Trafica con amor. Trafica con sentimientos. Trafica con besos. Trafica con niños asiáticos, vendiendoselos a Angelina Jolie. Trafica con vida, con pasiones, con sexo desenfrenado, pero tierno. Trafica haciendo el amor, con el ser desnudo, con un lubricante hecho a base de agua, para que sea mucho más fluida la relación.
Señor Presidente de la República: Que onda, wey? De cual calzas?
Sabes, Caldillo? Me caes bien, wey. Pero ya, wey. Ya. Ya!!!

YAAAAA!!!!

(Puuuuuutttttssssss… Tres lineas, wey, y un whiskey de 18…. no, no, no… tu perra madre, wey)

Se{or Pesidente de la Tepuclica:
Cuando mi papito estaba en Yelecisa, mis churrumais con limoncito, tu, no, wey, no.
No. Era otro rollo, ca.
Nis visulao… JAJAJAJAJAJA.
Callate!!!

JAJAJAJAJA.
Ah, ching–
Apoco me metí a Twitter????”