Adiós al 2011

Rápido porque

a. Ustedes, imagino han de andar de jarras o a punto de.

b. Yo también ya tengo que estar de jarra

Señores: Donde quiera que me lean, les deseo mucha felicidad, pero sobre todo, equilibrio.

Que sepan diferenciar entre deseo y propósito.

El deseo es algo que está fuera de nuestro alcance. El propósito lo tenemos a la mano, sólo hace falta voluntad.

Deseen paz, felicidad, amor a otros. Deseen estabilidad.

Los propósitos son fáciles. TODOS queremos leer más. TODOS queremos bajar de peso. TODOS queremos dinero. La idea es ponernos las pilas y HACERLO.

No pongamos en manos ajenas una oportunidad. No malgastemos fuerza y energía en eso.

Cualquier día nos despertamos enfermos y el remedio será bajar de peso. Cualquier día le pegamos a la lotería. Cualquier día nos decidimos a hacer aquello que queremos.

El deseo, al no depender de nosotros, requiere mayor esfuerzo del Universo.

Así, les DESEO paz, amor, estabilidad. Le deseo a mi mujer que todo lo que su corazón desee y traiga equilibrio, se cumpla instantaneamente. Si no está en el plan perfecto del Universo el que suceda, deseo que encuentre un camino alterno y claro, que no sufra.

Le deseo salud a mis madres. Les deseo millones de sonrisas más, como las que ellas me sacaban siendo bebé.

Si acaso estuviera en el diseño del Universo el que siga siendo afortunado, quisiera compartir con el mundo lo bueno que tengo y soy. Si me llega más dinero, claro que compartiré. Si me llega un poco de iluminación o conocimiento, seré equitativo.

Deseo que a la gente le caiga el 20 del mal que podemos hacer y prefiera, en la infinita sabiduría del karma, hacer el bien. Que elijamos el camino correcto de no hacer daño, de dar, no de quitar.

Y claro:

AGRADEZCO.

Agradezco a todas las personas que he conocido, pues todas ellas, en algún punto y magnitud, me ayudaron a traerme hasta donde estoy hoy.

Agradezco el daño que me hicieron pues me hizo más fuerte y me enseñó lecciones.

Agradezco el amor que he recibido. Lo agradezco de manera infinita (si, gracias a ti, amor) porque ello, me ayudó a curar, a crecer, a llenarme y volcarme en querer compartir una sonrisa al cielo.

Agradezco a todos y todas. Gracias, Universo. Gracias que puedo ver, oír, sentir, oler y vivir algo tan maravilloso como es mi Jess. Gracias que me han dado este gran regalo que no tengo manera de retribuir o explicar. Algo debí de haber hecho para merecer esto…

Por eso, señores, gracias también a ustedes.

Oooooootra vez:

Que se pasen genial este último día del año y que el próximo les traiga determinación para conseguir sus metas y buenos deseos y vibras para compartir. Que sueñen, que rían, que disfruten, que vivan, que compartan, que aprendan y claro, que sean MUY MUY felices.

Al final, todos somos energía y sin un respiro de paz que arrojemos al vacío, lleno de esperanza, ¿que sería de nosotros?

Gracias.

 

–JB.