Creer en Dios: Si o no? Existe o no?

Estoy leyendo la opinión de un usuario de Twitter que afirma que Dios no existe.

Antes de que esto prosiga, quiero decir que una característica de la naturaleza, es la diversidad y ello, se aplica también a nuestra especie.
No hay un solo tipo de monos ni una comunidad exclusiva. No hay un solo tipo de perro, de virus, de alga, de ballenas, etc.
Con ello, quiero decir que no todos somos iguales.
Respeto la opinión de los demás, pero quiero exponer mi punto de vista.

Hace unos años, sufrí un golpe muy fuerte, espiritualmente hablando, al conocer a la maldad encarnada. Ello, me llevó a suspender mi creencia en Dios por un periodo. No en busca de autosatisfacción, sino de empatía con una “entidad” que guía mi existir.

Así, descubrí que el mundo y el universo, es balance.

No hay accidentes.

Einstein decía: “Ve el universo, el cosmos. Ahora, describeme un accidente dentro de él”. Y en efecto, es imposible. Todo lleva un curso, una órbita, un trayecto, un plan.
En el mundo, es igual: Una especie aparece y otra, desaparece.
El mismo Dios que crea al león y a la gacela, conoce el significado de balance. No es un sádico, es simplemente que uno necesita del otro. El mundo no es una masacre, es simbiosis.

El león se come a la gacela. El león muere, se descompone, sus restos alimentan la tierra para que crezca flora que alimenta a más gacelas.

Es un ciclo, no es asesinato ni mucho menos.

A TODOS nosotros nos mata ver los documentales de Discovery donde un oso polar se come a una foca. TODOS decimos “Aaaaahhhh!!! Maldito oso!!! Pobre foquita”
Pero si vemos la contraparte, el oso pudo comer y llevar carne a sus crías.
Ven?

Ahora, ojo:
No me he metido con los humanos.
Los humanos apestan. Somos lo peor de lo peor.
“Matrix” lo puso mejor: Somos un virus, una enfermedad. Matamos, agotamos recursos naturales, hacemos daño.
Neto nos merecemos la muerte. Algún día DEBE de eliminarse esta enfermedad llamada “humanos”.

Y para los que digan que “En la naturaleza tenemos un lugar definido” obvio no están enterados de los efectos que el humano tiene en los osos polares, en los pingüinos emperador, en la selva amazónica, en la capa de ozono, o no han oido de una cosita llamada “derrame de BP”, o neto, viven debajo de una piedra.

Somos TAN virus y tan dañinos para el mundo que hasta nos matamos unos a otros.
Que? Como?
Que no existe un virus así?
O sea que no han oido del virus OLV?
Lo sabía.

El humano no tiene lugar en el mundo. Su presencia rompe el balance. No hay forma de ponerlo más claro.
*Podría* ponerlo en términos de que somos seres de energía y tenemos un karma y equilibrio propio, pero no es cierto.
La verdad, podríamos cambiar todo, pero no queremos.

En lo personal, creo en Dios. No es una imagen común. Tampoco es una creencia per se. Es una idea.
(Gracias, Kevin Smith por esa BONITA descripción)

Así, quiero pensar que yo no soy un virus que hace daño. Si, soy un virus, pero no tengo porque hacer daño. Puedo ser un bacteriófago: Puedo erradicar daño existente en mi entorno.
Puedo hacer un cambio!
Aunque al final, no dejo de hacer daño, pues soy un virus. Si no, veanme: Tengo un refri, una compu, genero basura… o sea, si hago daño, pero dentro de todo, puedo también ayudar a reducirlo.

Dios, y por Dios, me refiero al Universo como un todo, pues ESO es al final Dios: UNIDAD; no comete errores a partir del axioma de “En el universo no hay errores ni accidentes”

Si acaso, los cuellos de las jirafas. Eso si no lo entiendo.

Pero vaya, ya sea que crean o no en Dios (Pues al final mi idea no era convencerlos de algo), crean en esto:
Somos capaces de las peores atrocidades: Narco, homicidio, eliminar especies, avaricia…
Pero somos capaces de restaurar balance: Reciclaje, amor, cambio, dar en lugar de recibir, CREAR.
Y ese es el poder divino y MUY desperdiciado que tenemos.

Si no crees en Dios podría decir que no tienes hijos, no has vivido miedo o alegría inmensa, no has descubierto el potencial de tu ser o vaya, que no tienes sentimientos.
Pero no.
Si no crees en Dios, simplemente no quieres hacerlo. SI no quieres hacer eso… que mas no quieres hacer?

En la vida hay que estar dispuesto a cambiar. Si no cambias tu mente, como podrías cambiar el mundo?

Si a mi me demuestran que no existe Dios, lo aceptaría. Tarea TAN imposible como demostrarte que existe, no?

El punto: Un león no cree en Dios. No voltea al cielo y reza por comida. Me queda claro.
Pero NO DESTRUYE su entorno, no mata por placer. No MATA otros leones por diversión. No tira árboles sin motivo alguno.

Si no te nace, no creas en Dios.
Pero no hagas daño ni a tu prójimo, ni a tu medio.

Lo curioso, es que al no hacer daño, respetas y rindes tributo al mismo Dios que niegas, pues Dios es equilibrio y unidad. Es una amistad. Es simbiosis.

Advertisements