Eres fan de los Beatles o de Elvis: Lección de vida

Si ustedes son cinéfilos, muy seguramente recuerdan el axioma que propone Tarantino en la versión extendida de “Pulp Fiction”.
En la secuencia donde aún no vemos el rostro de Mia Wallace y entrevista a Vincent Vega, ella pregunta:
“Eres fanático de los Beatles o de Elvis?”
Él responde:
“Me gustan ambos”
Ella, debate:
“No, no. A ninguna persona le gustan ambos por igual. O te gustan más los Beatles o te gusta más Elvis. Es imposible que te gusten ambos por igual”

Me encanta el sentido literal y la metáfora.

El literal: La verdad, no entiendo a los fans de los Beatles. Me refiero a los enfermos que diario oyen el Club de los Beatles en Universal Estereo y que tienen las 350 ediciones de sus 10 discos. La neta no sé ni cuantos discos tienen, pero los fans tienen la versión original en vinilo, en cassette, en CD, en DVD-Audio, la versión remasterizada, la versión remasterizada de lujo con 2 tracks extra, la versión de aniversario con los 2 tracks extra y un demo, la versión de aniversario de lujo con 3 tracks extra, un DVD y un trozo de camisa de Lennon y la versión de aniversario remasterizada de lujo en boxset con un CD, 14 DVDs con material inédito, una lonchera, unos lentes 3D, una botella de agua bendita y 3 dientes de Lennon.

Yo me inclino más por Elvis, aunque tampoco entiendo a los fans que lo imitan.
Es como imitar a Michael Jackson. En serio, que no tuvimos suficiente con UN Elvis?
Acaso necesitamos más “reyes”?
Las Vegas realmente necesita un imitador MAS del Rey?

Pero vaya:
A ti te gusta ver la vida para arriba o para abajo?
Crees que siempre te va mal o que siempre te va bien?
Crees en el amor o eres de los que se cortan las venas con un gansito?

No puedes ser de ambas maneras.

En la vida, uno debe decidirse a ser de cierta forma, sin mentirse a sí mismo y pretender ser alguien más.
Si crees que pasarás el resto de tu vida sólo y te gusta pavonearte ante la situación, hazlo. No dejes que los optimistas de tus amigos te quieran ligar con una tipa de dientes chuecos.
Sé feliz como eres.
Al final, la vida es bieeeeen cortita y a la mitad de ella, empiezas a hacer análisis y a publicar cosas en un blog, dejas Twitter, te pasas a Google+ y…
A ver, momento…

A la mitad de tu vida, empiezas a darte cuenta que tal vez debiste concentrarte más en como eres, en lugar de ver como te perciben los demás o tratar de agradarles.

Tampoco hay que exagerar. Es decir, ni hay que comprar los 2864 CDs de los Beatles ni ser imitador de Elvis: No te claves demasiado en ti.

“La inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio” — Stephen Hawking.

El cambio llega a ti y tienes que adaptarte sin perder tu identidad.
Si naciste con el iPod incrustado, está chido. Si tu trabajo es operador aereo, por el amor de Dios, deja el iPod en el cajón mientras trabajas. Cuando salgas, pontelo y revientate.
Ven por donde va el show?

Hay que ser uno mismo, pero adaptándose a las circunstancias.

Esto salió porque no hay café hoy en el trabajo y de plano tuve que perder el tiempo en escribir esto para que no me volviera loco.

Ven? Me adapto a las circunstancias, pero sin perder mi identidad.

Y la neta, si te gustan los Beatles, hay algo terriblemente mal contigo. Jejejejejeje.

Advertisements