Oh, whoops…

Si, como ven, reviví este viejo blog.

Lo reviví y dejé intacto de como estaba, o sea que si ven delirios de grandeza, complejos de Eucladio (Edipo me cae mal), sacadas de onda, romanticismo neoclásico, vampiros canadienses, calcetines rotos, chicles, paletas, gaznates o mazapanes cubiertos con chocolate, quien sabe que demonios están viendo, pero mi blog no es.

Sale?
Comentarios al 01-800-who-cares.

Besos a la mujer que tengo aquí al lado.

Saludos a quien aplique.

Changos, mi jefa mandó mail. Ni modo… deber llama.

Advertisements